¿Qué es la Endoscopía Digestiva Infantil?

Una endoscopia digestiva es un procedimiento realizado para explorar el interior del esófago, estómago y duodeno. Las imágenes que el gastroscopio transmite a la pantalla son de gran calidad, lo cual facilita el estudio y análisis del sistema en cuestión.

El gastroscopio es un tuvo delgado que se introduce por la boca y que el cirujano pediatra manipula por medio de unos controles para moverlo en cierta dirección. El gastroscopio está equipado con una cámara que transmite todo lo que ve y tiene la capacidad de inflar el organismo para separar las paredes del organismo. Éste aparato facilita el ingreso de otros instrumentos como pinzas de biopsia, agujas, etc. Existen un tamaño más pequeño para pacientes pediátricos.

Cirugia_Pediatrica_Mexico_Dra_Ebenezer_Cruz_Cirujano_Pediatra_Endoscopia_Digestiva_v001

¿Porqué es necesario realizar una Endoscopía Digestiva?

A través de la Endoscopia Digestiva se puede diagnosticar de manera muy precisa problemas en todo el sistema digestivo alto, además es ideal para tomar biopsias. También  se puede recomendar para realizar tratamientos específicos que algún paciente requiera, como la extirpación de tejidos, curar lesiones sangrantes o colocar sondas para alimentación entre otros.

La Endoscopía Digestiva es un procedimiento muy completo que permite gran cantidad de actividades en pro del paciente. El Cirujano Pediatra solicitará realizar éste procedimiento para el estudio de síntomas presentes como: vómitos repentinos, dolores abdominales, dificultades para tragar, reflujo, dolores o lesiones. También puede recomendarse para realizar el seguimiento de enfermedades o problemas gástricos ya que permite una extensa evaluación y control.

En casos en que un individuo, niño o adulto, haya tragado por accidente algún objeto y este se haya almacenado en el esófago o estómago, puede usarse para determinar la ubicación exacta y con el mismo sistema, si es posible, tratar de retirarlo.

Indicaciones de endoscopia digestiva alta:

  • Estenosis esofágica
  • Reflujo gastroesofágico
  • Esofagitis
  • Sangrado de tubo digestivo alto
  • Ingesta de cuerpo extraño
  • Ingesta de cáusticos
  • Entre otros

¿Cómo se realiza la Endoscopía Digestiva?

Para realizar una endoscopia digestiva infantil exitosa, se requiere ayuno, dependiendo de la edad del paciente, para tener el estómago vacío y tener una mayor visibilidad dentro de él. La mayoría de los hospitales tienen un área asignada para realizar estos procedimientos.

Antes del procedimiento se monitorean los signos vitales del paciente y se coloca un suero intravenoso donde se administran sedantes y analgésicos. Cuando el paciente finalmente se encuentra dormido, se introduce por la boca el gastroscopio para visualizar el esófago, estómago y duodeno. También se le pondrá una protección en la boca para proteger sus dientes y durante la prueba se le podrá cambiar de posición para facilitar la visualización y facilitar todo el movimiento del endoscopio.

¿Cuáles son los riesgos de las Endoscopía Digestiva?

En la mayoría de procedimientos quirúrgicos existen riesgos, sin embargo en éste son son mínimos. Pueden existir perforaciones y sangrado, aunque es realmente raro ya que siempre es realizado por cirujanos certificados en procedimientos endoscópicos. Es muy normal que posterior al procedimiento se presenten molestias en la garganta, tos, garraspeo o nausea, sin embargo éstos desaparecen gradualmente con el  paso de los días.

¿Cómo es la recuperación?

Tras terminar de realizarse la Endoscopía Digestiva el paciente debe permanecer en observación, una vez recuperado de los efectos de la anestesia se puede reiniciar la alimentación sin problema.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Cargando…

¿Te interesa agendar una consulta?

Llena la forma con tus datos de contacto y motivo de la consulta. En cuanto recibamos tu información nos pondremos en contacto contigo para agendar tu consulta.