¿Qué es la Laringoscopía Infantil?

La laringoscopía infantil es una técnica de exploración de las vías aéreas superiores del aparato respiratorio de bebés y niños. La laringoscopía infantil permite estudiar el interior de la faringe que es una estructura tubular que comunica el sistema respiratorio con el digestivo y la parte superior de la laringe donde se observan las cuerdas vocales, aritenoides, comisuras anterior y posterior, epiglotis y los pliegues que comunican todas esas estructuras.

Para realizarla se utiliza un tubo delgado que puede ser rígido o flexible llamado laringoscopio el cual es usado para encontrar anomalías en esta área y diagnosticar cualquier tipo de enfermedad, que debe ir acompañada de su respectivo tratamiento.

Cirugia_Pediatrica_Mexico_Dra_Ebenezer_Cruz_Cirujano_Pediatra_Laringoscopia_v001

¿Porqué es necesaria la Laringoscopía en Niños?

La laringoscopia infantil es una ayuda diagnostica que orienta al médico pediátra sobre las posibles afecciones que involucran la nasofaringe, orofaringe, hipofaringe y la parte superior de la laringe, incluyendo las cuerdas vocales. Esta exploración se recomienda cuando existe:

  • Estridor (ruido o chillido al respirar)
  • Cambios inesperados en la voz y disfonía que pueden afectar las cuerdas vocales.
  • Ganglios linfáticos inflamados acompañados de abultamiento extraño en la parte superior del cuello.
  • Dolor de garganta que no desaparece, seguido de tos y dificultad para tragar.
  • Expectoración con sangre.
  • Sensación constante de atragantamiento en la garganta.
  • Obstrucción de las vías respiratorias.
  • Valorar lesión por manipulación previa, intubación orotraqueal o ventilación mecánica (apoyo para la respiración en enfermedades graves).

La laringoscopia infantil también se emplea como método para extraer muestras del tejido de la garganta con el fin de ejecutar pruebas más exhaustivas bajo un microscopio que permitan explorar a fondo las vías respiratorias de los niños, detectar tumores, revelar pólipos nasales,descubrir problemas de fonación y defectos importantes en el paso del flujo del aire.

¿Cómo se realiza la Laringoscopía en Niños?

Para realizar una laringoscopia infantil el médico pediatra puede decidir hacer la valoración por las fosas nasales, usando un laringoscopio flexible, o por la boca del niño, también conocida como laringoscopia directa respectivamente.

La laringoscopia fibrooptica se realiza introduciendo un laringoscopio flexible a través de la nariz del niño hacia la garganta después de haber colocado anestesia local en forma tópica en crema o spray cuyo efecto sedante será hasta de 30 minutos. Este procedimiento permite explorar las paredes de la faringe, laringe y cuerdas vocales y el movimiento de las estructuras, determinando si existen malformaciones. Esta es la técnica más usada para tratar a los niños en temprana edad.

La laringoscopia directa se efectúa introduciendo un laringoscopio rígido o flexible a través de la boca hasta la parte posterior de la garganta para efectuar la exploración de la laringe, faringe y cuerdas vocales. En este procedimiento se emplea anestesia general y permite tomar muestras de tejido adyacente en caso necesario para completar la investigación con otros métodos.

¿Cuáles son los riesgos de una Laringoscopia en Niños?

La laringoscopia en niños, cuando es realizada por pediatras profesionales, en pocas ocasiones presenta complicaciones, sin embargo, algunos de los riesgos que pueden aparecer por este procedimiento son:

  • Reacción adversa a la anestesia.
  • Alergia, arritmias y problemas cardiacos.
  • Nauseas, vómito y mareo.
  • Hemorragia nasal.
  • Edemas en la boca y garganta.
  • Infección en la nariz, fosas nasales y garganta.
  • Espasmo en las cuerdas vocales.
  • Lesiones en lengua, labios y boca.
  • Complicaciones respiratorias.
  • Dolor en el pecho.

¿Cómo es la recuperación?

La recuperación tras un procedimiento de laringoscopia infantil no requiere medidas extremas, pero se debe tener presente:

  • Cuando se recurre a la anestesia local para efectuar el procedimiento de laringoscopia nasosinusal los niños deben esperar por lo menos 30 minutos para comer o beber algún alimento ya que es necesario esperar que pase el efecto sedante de la anestesia. El médico pediatra hará una prescripción de analgésicos suaves para contrarrestar las posibles molestias de la garganta y la boca.
  • Al optar por una laringoscopia directa con anestesia total, se necesita mayor tiempo de recuperación para que el niño se encuentre completamente alerta y pueda consumir algún alimento. Puede ser un procedimiento ambulatorio, dándose de alta a domicilio o puede haber necesidad de hospitalización para observación de acuerdo a los hallazgos y la respuesta al manejo.
  • En cualquiera de los casos no se debe tratar de tragar, ni consumir alimentos antes de que desaparezcan por completo los efectos de la anestesia.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)

Cargando…

¿Te interesa agendar una consulta?

Llena la forma con tus datos de contacto y motivo de la consulta. En cuanto recibamos tu información nos pondremos en contacto contigo para agendar tu consulta.

Call Now Button